Por qué unos negocios venden y otros no

En esta entrada se habla de:
|

No quiero llevarte a engaño, ya decía Ochkam que la solución más simple a un problema, generalmente suele ser la correcta.

Un postulado tan potente como difícil de aceptar por muchas personas que dirigen o emprenden negocios.

Por qué unos negocios venden y otros no.

La gran duda existencial que tiene toda persona que dirige un negocio tampoco se escapa a la practicidad del principio de la navaja de Ockham.

La respuesta a por qué unos negocios venden y otros no es tan simple que cuando la leas a continuación, te pido que no dejes el artículo pensando, “este tío me está tomando el pelo”. 

No te vayas, sigue leyendo y al final del artículo caerás en la cuenta de que el dichoso Ockham tenía algo de razón.

Pues bien, momento de ponerse cómodos para destapar y recibir una verdad incómoda, sobre todo, en caso de que seas gerente de un negocio que no esté vendiendo como crees que debería y estés esperando la fórmula mágica.

Redoble de tambores.

La diferencia entre los negocios que venden y los que no

La diferencia entre los negocios que venden y los que no es, generalmente, que los negocios que venden dedican gran parte de su tiempo, inversión y esfuerzo a la venta y los negocios que no venden, no dedican ni tiempo, ni esfuerzos, ni inversión a la venta.

Tan simple que asusta.

Si tienes un negocio que vende, estarás afirmando con la cabeza mientras lees esto.

Si tienes un negocio que no vende, ahora mismo estás a medio clic de irte de aquí y no volver nunca más. 

Antes de irte, razonemos este argumento.

Por qué unos negocios venden y otros no
Apariencia de un negocio que no vende porque “si alguien lo necesita, ya entrará”.

Cuando hago consultorías de estrategias, hay momentos en los que es difícil que las personas asuman ciertas ideas, es el precio de llevar mucho tiempo haciendo lo mismo.

Existen creencias empresariales tan arraigadas en el subconsciente, que es difícil entender que no se está haciendo lo que se debería de hacer y no achacar las bajas ventas a algo externo: como la crisis, la tensión social, la guerra, el precio de la energía, el tiempo, un ciclón, el estado de las carreteras, tu suegra, que no te deja en paz,… todo vale.

Un ejercicio de 57 segundos que te puede ayudar a vender más

Por eso cuando me encuentro en estos callejones sin salida, invito a mis clientes a que hagan un ejercicio práctico que dura 57 segundos. Solo tienen que responder “sí” o “no” de la manera más rápida y automática posible a las preguntas que les voy a realizar y que tú vas a leer y responder mentalmente a continuación. Intenta responder lo más rápido posible:

  • ¿Tienes un departamento de venta o un comercial en tu empresa?
  • Si eres tú la persona encargada de ventas ¿Dedicas un tiempo de tu jornada a vender tus productos o servicios?
  • ¿Ofreces incentivos de descuento o cupón para que tus clientes te recomienden a su círculo de influencia?
  • ¿Inviertes dinero en publicidad o en campañas de marketing para conseguir nuevos clientes?
  • ¿Tienes una estrategia comercial definida en tu empresa o un plan de acción comercial?
  • ¿Preguntas a tus clientes por qué no te han comprado o por qué sí te han comprado?
  • ¿Te gusta vender?
  • ¿Crees que eres un vendedor/a de tu producto o servicio?

Valora tus resultados y empieza a vender cambiando el “No” por el “Sí”

Si no has obtenido ningún “Sí”, déjame decirte que el hecho de que tu negocio siga abierto es casi un milagro. Déjame decirte también que si hicieras algo por obtener más síes, tu negocio iría infinitamente mejor y que si no haces algo al respecto, tarde o temprano tu negocio estará en peligro.

Si has obtenido algún que otro Sí, es una buena noticia, no vas por mal camino pero debes ponerte las pilas e intentar cambiar algunas cosas para vender más y mejor.

Si has obtenido más síes que noes, te sentirás muy bien ahora mismo porque sabrás que vas por buen camino y habrás pasado un rato espero que ameno haciendo este ejercicio conmigo.

Ahora ya sabemos “Por qué unos negocios venden y otros no”. También “Por qué mi negocio no vende y otro sí”.

Es la misma pregunta pero formulada de dos maneras distintas y en una de ellas necesitas hacer algo inmediatamente. La buena noticia es que ambas tienen la misma solución: empezar a vender hoy.

Déjame decirte que aunque no sepas vender o aunque creas que no puedes hacerlo, la única manera de salir de ese círculo vicioso de abulia comercial es comenzar a vender. Si no te sientes capacitado/a, siempre puedes contratar a un profesional para que te ayude. Un vendedor, una consultora comercial, un publicista, lo que sea. La cuestión es empezar, una vez que empiezas a vender, empiezas a creer en las ventas.

Creencias que te ayudarán a vender más

Te dejo una nueva creencia que debes intentar meter lo antes posible en tu cabeza:

Las ventas son la locomotora de cualquier negocio. Todos los negocios viven de las ventas.

Te dejo otra creencia:

Aunque no lo creas, si tienes un negocio, eres vendedor/a. Tu objetivo principal es vender, no organizar nada, no realizar facturas, no apagar fuegos, no enviar un correo a las nueve de la noche. Vender. Todo el rato, sin parar. Si vendes, ganas. Si vendes, tu negocio crece. 

Los negocios que venden son los que se dedican a vender. Así de simple.

Gracias por tu sabiduría, Ockham.

Hasta aquí, el artículo. Recuerda que si quieres empezar a vender, vender mejor o vender más, te podemos ayudar.

Clic aquí para darle la razón a Ockham y empezar a vender de la forma más sencilla: vendiendo.

Compártelo con tus contactos, quedarás bien.

Tabla de contenidos

Entradas Relacionadas:

El autor de este artículo:

También puedes leer sobre: